fbpx

¿Qué es el sexo anal? Consejos para iniciarte

¿Qué es el sexo anal?

El sexo anal es la práctica sexual en la que se introduce el pene en el ano y en el recto de la pareja con la que se está practicando el coito. En torno a esta práctica hay muchos tabúes y mucha desinformación. Pese a que muchas parejas la practican, todavía no se atreven a admitirlo y menos aún a preguntar sobre las dudas que surgen. Todo el mundo sin importar su orientación sexual puede disfrutar de ella ya que es una experiencia indolora, muy íntima y, sobre todo, muy placentera. Para experimentar con esta práctica, lo mejor es conocer todos los consejos que te ayudarán a disfrutar del encuentro de una forma segura, sin molestias y con todo el placer que buscas.

Siempre tener sexo anal con condón

¡Pero si no hay riesgo de embarazo! Efectivamente no puede haber embarazos con el sexo anal pero ¿qué hay de las infecciones de transmisión sexual? Estas se contagian mediante el contacto y el intercambio de fluidos que se produce en todas las relaciones sexuales, ya sean anales, vaginales u orales. Es muy importante que siempre te protejas con el condón si tienes muchas parejas sexuales, estarás más expuesto a estos contagios.

Usa lubricante

A diferencia de la vagina el ano no lubrica de forma natural y, claro, eso puede hacer que la estimulación sea molesta. Además, al contrario que la vagina, los músculos de esta zona no son tan elásticos e impiden la dilatación. ¡Si ya lo has experimentado te habrás dado cuenta de todo ello! Pero no te preocupes porque el mejor aliado que puedes tener se llama lubricante de silicona. Para esta práctica es mejor usar este tipo de lubricante ya que es mucho más denso y, por lo tanto, más duradero y eficaz. Los de base acuosa se evaporan con mayor rapidez.

Cambia de preservativo si cambias de penetración

¡Siempre, siempre al cambiar de penetración anal a penetración vaginal cambia de preservativo! El interior de la vagina es muy sensible a cosas externas que puedan dañar su pH. Los fluidos vaginales, además, pueden estar infectados y transmitir al ano virus o bacterias. Por otra parte, la zona interna del ano está llena de bacterias que son muy perjudiciales si entran en contacto con la zona vaginal. ¡Protégete siempre!

Sexo anal: pegging
Pegging: persona con vulva penetra analmente a su pareja con pene

Conócete a ti mismx

¡Autoexploración! palabra clave cuando hablamos de sexo anal y de tu sexualidad en general. Antes de lanzarte a probarlo con tu pareja, ¿Por qué no experimentas un poco por ti mismx? La próxima vez que te masturbes prueba estimular tu culo, puedes utilizar directamente tus dedos y acariciar las miles de terminaciones nerviosas que hay en el ano.

Experimenta el sexo anal sin prisas

Es muy importante sentirse tranquilx y relajadx. Dedícale tiempo a estimular todo el cuerpo y realiza la penetración poco a poco, parando y volviendo a retomar las veces que sea necesario. La doble estimulación suele ser clave, es decir, acompaña el sexo anal de masturbación genital. Si estás empezando te recomendamos la cucharita o lateral ya que esta postura favorece la relajación de los músculos de la zona y con tu mano puedes manejar la rapidez y la profundidad de la penetración. Túmbate tanto tú como tu pareja de lado.

Pose sexual: La cucharita
La cucharita o lateral

Confianza

Al igual que cualquier otro tipo de encuentro erótico, el sexo anal tiene que ser consensuado, ambos deben sentirse a gusto y relajados y parar en caso contrario. Si sientes dudas acerca de esta práctica y aún no te animas a dar el paso a la penetración, puedes probar como comentábamos anteriormente con la autoexploración.

Higiene en el sexo anal

Una de las preguntas más frecuentes es: ¿Cómo debo de prepararme a nivel de higiene antes de iniciarme? A muchxs les da pudor al tratarse de una zona en contacto con muchas bacterias, pero siguiendo estas recomendaciones podrás disfrutar sin preocupaciones:

Intenta realizar una comida ligera antes de mantener el encuentro.

Puedes limpiar la zona externa del ano con agua tibia y un jabón específico, ya que el pH de la zona anal es ligeramente más ácido. Evita las esponjas que son foco de bacterias, tus propias manos serán suficiente. Y recuerda que solo queremos limpiar la parte final del recto.

Experiméntalo por ti mismx

Si no has experimentado nunca el sexo anal y tienes ganas de probarlo solo hay dos barreras que superar. La primera es saber cómo hacerlo en tu primera vez, y la segunda es conseguir que el sexo anal sea lo más divertido y placentero posible.

No te preocupes por lo que te hayan podido contar, lo que hayas podido leer o ver en algún video cada uno tiene su experiencia y hasta que no lo pruebas no puedes saber si te gusta o no. Olvídate de cualquier tabú u obstáculo mental que te cohíba simplemente tómatelo con calma, sin miedo, e intentando disfrutar de cada momento.

El sexo anal puede llegar a convertirse en tu práctica preferida si sabes hacerlo correctamente. Probablemente en algún momento tengas necesidad de parar porque te resulta incómodo o simplemente no te gusta, puedes probar en otro momento en el que te encuentres más relajadx. Si una vez que lo pruebas acabas pensando que esto no es lo tuyo, no pasa nada, hay cientos de posturas, prácticas sexuales que puedes probar esta sólo es una más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *