Relato erótico: ¿Nos venimos juntos?

Relatos eróticos: nos venimos juntos

Estamos en una nueva normalidad, eso es innegable, pero no por ello vamos a relegar nuestras necesidades básicas como comer, vestir, descansar, etc. Te has puesto a pensar en que el sexo ¿también es una necesidad básica? Según la pirámide de Maslow figura como necesidad básica. En algunos textos dice “sexo”, en otros “reproducción”, no nos detengamos en esto porque no es el tema de fondo.
Sea sexo o reproducción, mi pregunta es más bien ¿qué pasa con el erotismo, el placer, el disfrute, el goce de mi sexualidad? ¿Es por culpa de Maslow que se confunde la sexualidad con sexo? ¿Es su culpa también que estemos prácticamente condenadas a tener sexo sin erotismo con el único y exclusivo fin de reproducirnos? ¿Qué pasa con las que no queremos reproducirnos? Y las que no podemos, ¿no debemos tener sexo ni algún encuentro erótico?

Autoconocimiento

Como si fuera poco con todo esto, la coyuntura en la que nos encontramos a nivel mundial nos ha quitado, entre muchas otras cosas, el contacto físico. Sobre todo para aquellas que no vivimos con nuestras parejas o las que no tenemos una y dependíamos de nuestros ligues de fin de semana para tener encuentros eróticos salvajes y apasionados que den rienda suelta a todos nuestros instintos, y nos descarguen de toda esa energía sexual acumulada desde quién sabe cuándo.

Ya era difícil hacer contacto físico antes de la pandemia. Ahora es todo un acontecimiento ligar con alguien de manera virtual y de ahí a concretar un encuentro es otro acontecimiento más. Si le agregamos el hecho de dejar pre determinado que en ese encuentro tendremos sexo, se siguen sumando acontecimientos por planificar. La espontaneidad –o falsa espontaneidad porque en realidad una sabe más o menos a lo que va– se esfuma como el humo de un cigarrillo apenas lo expulsas después de una pitada.

Entonces no me queda más que lidiar con la tarea de conocerme a mí misma que, ahora mismo, se ha dado prácticamente como una obligación. No me queda de otra, o me hago la paja o me quedo sin placer. Por supuesto que esto no debería ser visto desde este enfoque porque sabemos que el placer nace de nosotras mismas, nuestro autoconocimiento, autoexploración y todos los autos.
Pero para ser realista conmigo misma, no solemos ponerlo como prioridad sino que más bien buscamos un buen prospecto amatorio para pasar la noche. Si a eso le sumas que te quieres enamorar, este texto se vuelve más complejo, de escribir, por eso no entraremos al amor ni al enamoramiento, dejémoslo en sexo, puro y duro, erotismo y ya está.

encuentro erótico
Ilustración por Frida Castelli

Encuentro erótico

Hace unas semanas tuve un encuentro erótico con un prospecto amatorio increíble. Alguien con quien ya he explorado diferentes superficies, ambientes, posiciones y no lo voy a negar, el mejor polvo de mi vida hasta ahora.
A juzgar por el terreno sexual, todo con esta persona siempre ha fluido y se ha dado con toda la naturalidad, goce y apertura que amerita un encuentro erótico en tus treintas. Y digo erótico porque no se ha centrado en la penetración únicamente, o mejor dicho, no se había centrado en ello hasta ese día del reencuentro post cuarentena.

Si bien disfruté los roces, los besos, el reconocimiento táctil de cada parte de nuestros cuerpos, mi mente le pedía a mi cuerpo, casi de manera ansiosa, que viera el orgasmo como ese banner gigante que dice “meta” y que siempre, en cualquier aspecto de nuestras vidas, queremos alcanzar, dicho más claro, yo ya quería llegar.

En medio de la fricción de nuestros genitales, la sudoración, el jadeo, mis gemidos y su mirada penetrante y libidinosa, yo no podía pensar en otra cosa que no fuera “quiero llegar”. Tanto dejé que mi mente me presione que nunca lo logré, ¡maldita sea! No entendía qué diablos me estaba pasando, ¿era mi amante? ¿era yo? ¿era Maslow y su estúpida pirámide de necesidades? De pronto, mi amante alcanzó el orgasmo. Y yo lo último que tenía en mi cabeza fue ese pensamiento rumiante. Repitiéndome una y otra vez que debía llegar a la meta, bueno no lo logré. Por supuesto, hubo varios intentos más, casi todos “infructíferos” o por lo menos eso creía cada vez que mi amante volvía a su periodo refractario.

ansiado orgasmo
Ilustración por Frida Castelli

Ansiado orgasmo

No voy a negar que me tomó hasta el día siguiente hacerme la pregunta que me sacaría de ese estado de, lo que yo creía era, insatisfacción sexual: ¿te das cuenta que te encanta cómo te mira? ¿te das cuenta que te excita cómo te toca y que lo hace además según todo lo que le has dicho que te gusta? (amante aplicado detectado).

Entonces, ¿por qué te centras en el orgasmo y no disfrutas todo el encuentro erótico de principio a fin, aunque éste no culmine con el mismo? Me respondí estas preguntas a mí misma y en ese momento fue como conectar los cables de arranque de un auto. Osea me encendí y empezamos nuevamente con todo el recorrido erótico. Pero esta vez me centré en el disfrute de cada paso de ese recorrido sin ponerle metas ni objetivos. ¡Esto no es un plan maestro con planes de acción qué cumplir!

Y si te estás preguntando si esta vez sí alcancé el orgasmo. Pues no y qué bueno que no fue así porque habría creído que esa es la “solución” para alcanzarlo, pero ¡no! Lo que conseguí – y esto sí de manera espontánea–  fue verme inmersa en un nivel tal de goce y placer incomparable con el orgasmo, no lo desmerezco por supuesto, es simplemente que no tienen comparación. Hasta mi amante sintió ese último encuentro diferente y, quizás, más explosivo que los anteriores.

Seguramente el siguiente encuentro va a ser diferente. No sé si sea con el mismo protagonista, en todo caso eso no es lo que haría la diferencia. Pero sí lo que yo sentí y descubrí de mí misma ese día, en ese encuentro erótico, en esa combinación de sexo, sexualidad, goce, placer y disfrute; y no, no fue con el fin de reproducirme Maslow, solo quería coger.

https://www.instagram.com/p/CDudU51hxXS/

75 comentarios en “Relato erótico: ¿Nos venimos juntos?”

  1. Pingback: Homepage

  2. Pingback: เช่ารถหาดใหญ่

  3. Pingback: 대구웨딩홀

  4. Pingback: เฟอร์นิเจอร์สำนักงาน

  5. Pingback: https://qiuqiu99pkv.site/

  6. Pingback: glock 17 od green

  7. Pingback: mp3juice

  8. Pingback: สล็อตวอเลท

  9. Pingback: สล็อตเว็บตรง 2023

  10. Pingback: สล็อตเว็บตรงpg

  11. Pingback: สล็อตเครดิตฟรี

  12. Pingback: สล็อตเว็บตรงไม่ล็อคยูส ไม่มีขั้นต่ำ

  13. Pingback: สล็อตเว็บตรง

  14. Pingback: shop glock usa

  15. Pingback: 축구중계

  16. Pingback: พนันออนไลน์ เว็บไหนดี

  17. Pingback: สูตรPG

  18. Pingback: ซื้อเฟสยิงแอด

  19. Pingback: รับจัดงานศพ

  20. Pingback: m.y2mate.bz

  21. Pingback: ytmp3.rip

  22. Pingback: 현금홀덤사이트

  23. Pingback: where can i find prime drink

  24. Pingback: https://y2mate.tools

  25. Pingback: motorsport

  26. Pingback: dragongaming

  27. Pingback: primobolan

  28. Pingback: mafin365

  29. Pingback: Packman extract

  30. Pingback: bonanza178

  31. Pingback: tadalafil powder 10g

  32. Pingback: Ks Quik

  33. Pingback: เว็บสล็อต

  34. Pingback: วิเคราะห์บอลวันนี้

  35. Pingback: sildenafil online purchase

  36. Pingback: EV Charger

  37. Pingback: รับสร้างบ้านหาดใหญ่

  38. Pingback: maravilla real estate

  39. Pingback: เว็บตรง bk8

  40. Pingback: อาคารพาณิชย์ เชียงใหม่

  41. Pingback: รับจดทะเบียนสมรสกับชาวต่างชาติ

  42. Pingback: Full Service Law Firm

  43. Pingback: 10 อันดับ เว็บพนันออนไลน์

  44. Pingback: https://ayo.insaf.pk/

  45. Pingback: bonanza178

  46. Pingback: เสี่ยงโชคกับ 123 BOSS

  47. Pingback: พูลวิลล่า ระยอง

  48. Pingback: โคเวย์

  49. Pingback: bactrim grippe

  50. Pingback: valtrex equine

  51. Pingback: nolvadex dopingklassat

  52. Pingback: equine metformin

  53. Pingback: furosemide 25

  54. Pingback: luvox vs zoloft

  55. Pingback: metronidazole hond

  56. Pingback: can you use keflex for a sinus infection

  57. Pingback: lexapro cost without insurance

  58. Pingback: escitalopram oxalate for sale

  59. Pingback: cephalexin dosage for sinus infection

  60. Pingback: flomax facial swelling

  61. Pingback: ezetimibe oral

  62. Pingback: express scripts contrave

  63. Pingback: increasing dose of citalopram side effects

  64. Pingback: can dogs take aspirin

  65. Pingback: amitriptyline side effects blood pressure

  66. Pingback: allopurinol medicine

  67. Pingback: does buspar make you gain weight

  68. Pingback: how long does augmentin stay in your system

  69. Pingback: celebrex pfizer

  70. Pingback: effexor weight loss stories

  71. Pingback: abilify and marijuana

  72. Pingback: diltiazem heart failure

  73. Pingback: acarbose definition

  74. Pingback: semaglutide za

  75. Pingback: remeron as appetite stimulant

Los comentarios están cerrados.

Fases de la menopausia

La perimenopausia, la menopausia y la postmenopausia son las tres fases principales de la menopausia. Cada fase difiere en su configuración hormonal. El término «menopausia» abarca todas las fases y, por lo tanto, todo el período de cambio hormonal.

Es importante conocer las diferentes fases de la menopausia y entender lo que sucede en cada una de ellas. Cada fase está asociada con síntomas diferentes. Y para desarrollar una mejor comprensión de tu cuerpo y tus síntomas, es muy importante saber en qué fase te encuentras.

Perimenopausia: el comienzo de la menopausia

Cuando cambian los patrones hormonales, comienza la llamada perimenopausia. «Peri» proviene del griego y significa «alrededor», «alrededor de».

Se distingue entre una fase temprana y tardía de la perimenopausia:

La perimenopausia temprana comienza a principios o mediados de los cuarenta, pero puede comenzar a finales de los treinta. Las señales típicas aquí son:

  • La menstruación aún suele ser regular, pero el ciclo se acorta.
  • El sangrado menstrual puede ser más pesado y duradero.
  • El síndrome premenstrual (SPM) con cambios de humor o retención de agua puede intensificarse de repente.

La perimenopausia tardía comienza a mediados o finales de los cuarenta. Lo típico de la perimenopausia tardía es:

  • La menstruación ahora es más irregular y puede faltar de vez en cuando.
  • La longitud del ciclo se acorta notablemente.
  • También son posibles sangrados que duran semanas.
  • Además, se presentan los primeros síntomas de deficiencia de estrógenos, como pérdida de libido, sequedad vaginal o niebla mental.

La menopausia

Se dice que la menopausia ocurre después de 12 meses consecutivos sin sangrado porque sus ovarios han dejado de producir hormonas (es decir, no hay otra causa obvia para que sus períodos hayan cesado, como el embarazo, la lactancia o el uso de anticonceptivos hormonales).

Eres menopáusica literalmente por un día, y después de eso eres posmenopáusica.

En el 47% de los casos la menopausia se produce entre los 46 y los 50 años mientras; un 32% entre los 51 y los 55 años; un 6% tiene una menopausia precoz (antes de los 40 años) y un 2% una menopausia tardía (después de los 55 años).

Postmenopausia: el resto de la vida

La postmenopausia es ahora la nueva normalidad de su cuerpo. En esta tercera fase de la transición a la menopausia, es posible que aún experimente síntomas, por lo general, durante otros cinco a siete años, aunque muchas experimentan síntomas durante más tiempo.

⚠️ El dato

Incluso si ha pasado mucho tiempo desde tu última menstruación, ten cuidado: aún es posible un embarazo. Quizás un óvulo todavía esté en camino… La prevención sigue siendo importante en este punto. Los condones siguen siendo un tema importante en la postmenopausia, pero solo con el propósito de evitar enfermedades de transmisión sexual. Una vez que una mujer ha entrado en la postmenopausia, ya no es posible quedar embarazada.

Cuestión de hormonas

Durante nuestra vida reproductiva, cada mes se libera un óvulo de nuestros ovarios que también libera rítmicamente hormonas (mensajeros químicos), a saber, estrógenos, progestágenos y andrógenos.

Nuestro cerebro produce hormonas llamadas hormona estimulante del folículo (FSH) y hormona luteinizante (LH), que son esenciales para la comunicación entre el cerebro y los ovarios. Las hormonas transmiten mensajes del cerebro a los ovarios y viceversa para que todo funcione como un reloj.

Cuando empezamos a quedarnos sin óvulos, nuestros ovarios comienzan a producir menos hormonas, particularmente estrógeno, y los niveles pueden fluctuar enormemente. Nuestros cerebros producen más FSH para tratar de equilibrar las cosas cuando los niveles de estrógeno son bajos . Los niveles cambiantes de hormonas de los ovarios nos dan síntomas a muchas de nosotras, algunos de los cuales son bien conocidos (sofocos) y otros menos (dolores en las articulaciones). 

La menopausia se produce cuando los ovarios dejan de producir óvulos de forma permanente. Tus niveles de estrógeno ahora son siempre bajos y tus niveles de FSH son permanentemente altos. Si te haces un análisis de sangre para ver si has llegado a la menopausia, tu médico controlará los niveles de FSH y, a veces, de estrógeno .

⚠️ Todo es finito (también los óvulos)

Cuando nacemos, nuestros ovarios ya tienen una cantidad fija de óvulos – alrededor de 1,000,000. En la primera menstruación, solo quedan alrededor de 500,000 óvulos; se pierden muchos óvulos entre el nacimiento y la pubertad. A lo largo de nuestras vidas, usamos este suministro de óvulos mes tras mes. Al comienzo de la menopausia temprana, aún tenemos alrededor de 50,000 óvulos, en la menopausia tardía, el número se reduce a alrededor de 10,000 óvulos, y después del último período menstrual no queda ningún óvulo. Los números varían, por supuesto; algunas mujeres nacen con más óvulos y otras con menos.