fbpx

Amor propio: 3 formas de amarte a ti misma.

amor propio mujer

Cuando escuchas a la gente hablar sobre el amor, ¿con qué frecuencia piensas en tu relación más importante, la que tienes contigo misma?.
Haz una pausa por un momento para reflexionar sobre cómo te amas… ¿Y qué significa eso?
Lamentablemente, para muchas de nosotras, nuestro modo predeterminado es autocrítico, solemos pensar en frases como estas: podría haberlo hecho mejor, debería ser más esto o menos aquello, desearía no haberlo hecho, lo hace porque me ama, lo hago porque lo quiero

Estudios de la universidad de Harvard indican que el 60 por ciento de las mujeres no somos autocompasivas; de hecho, habitualmente somos duras con nosotras mismas.
Sin embargo, las mujeres que se compadecen de sí mismas evitan las críticas duras y las generalizaciones negativas. Ven sus problemas como parte de la condición humana, más que como fallas personales. La experiencia de todas es diferente, pero las mujeres generalmente tienen más dificultades para volverse autocompasivas que los hombres.

Ha llegado el momento, especialmente para las mujeres, de cambiar este patrón de falta de confianza en nosotras mismas.
No es tan simple: A menudo creemos que sí nos amamos a nosotras mismas y, sin embargo, nuestras acciones y reacciones sugieren lo contrario. Tener amor propio hacia nosotras es esencial para nuestro crecimiento personal, para la realización de nuestros sueños y para desarrollar relaciones saludables y felices con los demás. En lugar de intentar convencerte de que tienes amor propio, foméntala con estos tres pasos prácticos:

Preocúpate tanto por ti como por los demás

Suena simple, pero muchas de nosotras simplemente no hacemos esto porque pensamos que estamos siendo egoístas o que nuestras propias necesidades no son importantes. La compasión por uno mismo significa mostrar preocupación por nuestros propios sentimientos y por los demás. Trátate como tratarías a tu mejor amiga: con gentileza, preocupación y cariño.

Amor propio

Amor propio es mantener tus límites

Escribe una lista de las cosas que necesitas emocionalmente, cosas que son importantes para ti y que te molestan o hieren tus sentimientos cuando son ignorados o violados. Puedes incluir ser escuchada por alguien; obtener simpatía cuando estás herida; celebrar cuando tienes éxito; recibir amor y ternura sin pedirlo; ser atendida; y saber que puedes confiar en alguien. Y cuando alguien ignora lo que es importante para ti o cruce tus límites, lo sabrás, porque duele. No ignores eso. Tus sentimientos están ahí para decirte lo que está bien y lo que está mal.

Hazle saber a la gente cuáles son tus límites, lo que tolerarás y no tolerarás. Si se disculpan puedes perdonarlos. Si no lo hacen, o continúan ignorando tus límites y necesidades, debes crear consecuencias. Por ejemplo, si le dices a tu pareja que necesitas que te escuche y reconozca tus sentimientos cuando hablas de algo, pero él te ignora continuamente o te dice que lo superes, debes responder con la acción apropiada, como encontrar alguien más en quien confiar. También es posible que debas reconsiderar la relación. Las relaciones están destinadas a ser una calle de doble sentido y tú debes satisfacer tus necesidades de amor, aceptación y respeto tanto como las de la otra persona. Ser asertiva y tomar medidas para satisfacer tus propias necesidades fortalecerán tu autoestima porque reforzará la creencia en ti misma y en los demás, de que mereces ser amada y apreciada.

Recuerda: Amor propio, amor propio, y amor propio, no lo olvides.

Amor propio: mantén tus limites

Haz lo que tengas que hacer para ser tú misma

Primero, averigua qué te hace sentir bien. No importa lo que sea, pero sé consciente de cómo te sientes cuando haces las cosas. ¿Sientes cansancio en el trabajo, pero feliz cuando estás en la playa? ¿Amas bailar sola? ¿Eres feliz cuando escribes poesía o haces un voluntariado? Descubre qué es lo que te hace sentir bien y hazlo con la mayor frecuencia posible. 

Sentirse bien es todo el permiso que necesitas para hacer lo que te encanta hacer. Y cuanto más hagas esas cosas, más feliz serás. Si eso significa que tienes que renunciar a otra cosa, que así sea. Tal vez necesites pasar más tiempo sola o programar una hora cada fin de semana para estar contigo y recargar energías. Tal vez necesites ahorrar algo de dinero para comprar pinturas y pinceles, o hacer un viaje cuando toda esta pandemia mejore. Quizás necesites unirte a un club para conocer gente de ideas afines que inspiren tu vida. Haz lo que tengas que hacer para ser tú misma y no dejes que nadie te culpe, ni critique . No pienses que estás siendo egoísta, mala o tonta. ¡Ignóralos!. Ámate, podrás estar realmente allí para los demás y pero sobre todo para ti. Así que mujer: Amor propio en tu vida y camino.

https://www.instagram.com/p/CEnb9P3BGmz/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *